• Inicio
  • Blog
  • Los factores SEO on-page: Que Google te recomiende no es una cuestión de azar (II)

Los factores SEO on-page: Que Google te recomiende no es una cuestión de azar (II)

factores SEO on-page

En un artículo anterior explicamos las diferencias entre SEO y SEM. Dijimos que la diferencia más significativa es que los clics del SEM son de pago, y los del SEO son gratuitos. Aunque técnicamente esto sea cierto, sabemos que el algoritmo de Google puntúa las páginas web en base a muchos criterios y optimizar cada uno de ellos implica invertir mucho tiempo.

El posicionamiento SEO es exactamente eso: optimizar el mayor número de elementos que valora Google, según su criterio. Vamos a ver algunos de los más importantes que Google tiene en cuenta y que influyen en el posicionamiento orgánico del domino.

Adaptación a móviles:

De ahí la importancia de las web responsive. Esa palabra que no dejamos de oír cada vez que se dice diseño web. También está disponible el diseño exclusivo para móviles, pero en general es más recomendable optar por la opción responsive, ya que es más fácil mantener un único sitio web y simplificas el SEO al no tener que posicionar dos páginas web distintas.

Arquitectura de la información:

Google da mayor importancia a aquellas páginas que están más cerca de la Home, y con una ruta de navegación más corta. Google valora positivamente que el sitio web esté bien organizado; y no solo mejorará tu posicionamiento SEO, sino que mejorará la experiencia de navegación del usuario (de hecho el posicionamiento de la web y la user experience están estrictamente ligadas).

Edad:

Hace referencia al tiempo que lleva activo un dominio. Cuando mayor sea éste, mayor puntuación obtendrá. Este factor es poco optimizable, simplemente hay que tener en cuenta de mantener el dominio cuando se vaya a crear una nueva página web.

URLs:

Google valoran positivamente una ruta de navegación clara. Las URLs encadenadas le sirven a Google para averiguar la temática de una determinada página, y deben contener palabras clave y secundarias.  Las URLs demasiado largas perjudican el posicionamiento de las palabras clave dentro de esa misma URL, y no deben exceder los 1024 caracteres incluyendo espacios. Además, cuanto más cerca esté una página de la Home, al ser la página más fuerte, obtendrá más autoridad. Esto puede ser relevante a la hora de organizar la arquitectura de la información y destacar aquellos productos o servicios que ofrecemos que mejor convierten.

Frecuencia de Actualización:

A Google le gusta el contenido fresco. Para mejorar nuestro posicionamiento SEO es recomendable actualizar constantemente el contenido del sitio web, y así mejorar la tasa de indexación

Redirecciones:

Abusar de las redirecciones 301 puede llegar a penalizar, al igual que hacer mal una redirección y generar errores 404.

Palabras clave en el dominio:

Google da mayor preferencia a aquellas páginas que tienen la palabra clave al inicio del dominio que las que la tienen al final.

Optimizar todos estos factores no es tarea fácil. Requiere una gran inversión de tiempo, estar familiarizado con los tecnicismos del SEO, y conocer a fondo las directrices de Google (que además se actualizan constantemente).

El posicionamiento de tu web no es cuestión de azar. Si quieres que Google te recomiende, necesitas cuidar mucho tu proyecto y controlar muchos factores.

Si no tienes tiempo para dedicarte a todo eso o no tienes los conocimientos técnicos de una agencia de marketing, ponte en contacto con nosotros. Desde Marketing Manager estaremos encantados de optimizar tu página web y ayudarte a conseguir resultados para tu empresa.