• Inicio
  • Blog
  • El diseño de una web centrado en el usuario

El diseño de una web centrado en el usuario

Cuando estamos diseñando un proyecto desde cero, debemos conocer los factores internos que condicionan el proyecto:  cuáles son los objetivos de negocio,  nuestros recursos y limitaciones, cuáles son las fortalezas y debilidades de la competencia, etc. Pero también es importante conocer al cliente al que nos vamos a dirigir incluso antes de iniciar el proyecto. Saber qué necesita y qué le gusta. Es decir, tomar al cliente como centro en el proceso de diseño del proyecto, para ofrecerle una experiencia de usuario óptima diseñada para él.

La Técnica Personas

Para ello utilizamos una metodología o herramienta que se llama Personas. La técnica consiste en ponerte en los pies de cada perfil de cliente identificado y crear personajes con nombre y apellido, lo que te permite establecer una pauta común que nos ayude a entender a nuestro usuario final, con la finalidad de crear interfaces y aplicaciones distintas enfocadas a cada uno de ellos.

Los personajes son nuestro target

Los personajes son arquetipos de clientes ficticios diseñados a partir de datos reales, para ayudarnos a identificar el perfil de nuestros usuarios reales, sus necesidades y expectativas; con el fin de que podamos diseñar la mejor experiencia de usuario y de navegación posible. Los datos los obtenemos de investigaciones previas o de suposiciones sobre el prototipo de persona a partir de un brainstorming.

Los personajes deben de ser concretos, con ya hemos dicho, con nombre y apellido, y con una ficha de características, intereses y necesidades. Cada personaje será representativo de un grupo de personas o target que usará nuestra web. Por cada proyecto debemos de tener un número limitado de personas o personajes. Toda esta información debe caber en una página en la que se debe incluir: una imagen del personaje (si le ponemos cara será más humano y nos será más fácil empatizar con él), características de la persona, como datos demográficos y psicográficos (la edad, país de residencia y clase social uso), el uso que hacen de la tecnología (número de dispositivos, actividad de compra online, frecuencia de conexión, uso de redes sociales, etc.), necesidades (saber cuáles son las expectativas de los usuarios y sus prioridades a la hora de interactuar con el producto o servicio), y cómo le vamos a ayudar.

¿Y porqué es importarte usar la técnica de personas? Porque nosotros no somos el usuario, y debemos de intentar pensar tal y cómo lo haría cada uno de nuestros targets para diseñar una web atractiva y clara, y una efectiva estrategia de marketing digital. Las empresas de marketing y publicidad utilizan una infinidad de herramientas  y técnicas para definir el proyecto de sus clientes y ayudarles a lograr sus objetivos.