• Inicio
  • Blog
  • Qué es la arquitectura de la información y cómo diseñarla

Qué es la arquitectura de la información y cómo diseñarla

arquitectura de la información

La arquitectura de la información es la organización, disposición y estructuración de la información de un sitio web, de tal manera que garantice una buena experiencia de usuario y una navegación fácil e intuitiva.

El diseño de una buena arquitectura de la información permite organizar toda la información de la que se dispone para que el usuario pueda encontrar lo que busca de la manera más sencilla, a la vez que ayuda a alcanzar los objetivos de la empresa. Según quienes sean los usuarios, sus necesidades y qué les gusta o qué buscan en la web, la arquitectura de la información será distinta. Por lo tanto, a quién nos dirijamos influenciará el cómo organicemos la información de la web.

No existe una única manera de ordenar la información, pero para lograr una web bien organizada debemos de seguir los siguientes pasos.

  1. Elaborar una lista de contenido

Primero debemos conocer qué tenemos. Se debe elaborar una lista de contenido del site para saber qué falta, qué sobra y qué hay que actualizar.

  1. Definir la navegación

Según la lista de contenido, saber cómo tenemos organizada la información y por cuántos niveles está estructurada. Y acorde a este diagrama, definir cómo será la navegación. Podemos elegir entre navegación lineal, navegación compuesta, navegación no lineal, o navegación jerárquica.

  1. Ordenar el contenido

Dentro de cada categoría en el menú de navegación, podemos ordenar la información según distintos criterios.

La organización más común es la agrupación por temas (servicios o productos similares), aunque también se puede hacer una ordenación alfabética o jerárquica (utilizado en los resultados de búsqueda, sistemas de calificaciones, etc).

Menos frecuentes, podemos ordenar el contenido por tiempo o secuencia cronológica (frecuente en los blogs y en las noticias), o por ubicación, mediante una referencia geográfica. Recuerda, independientemente de la forma de ordenación que elijas, lo importante es poner visibles y en los niveles más altos de la navegación aquello que buscan y les interesa a los usuarios.

Y cómo último consejo, utiliza la terminología y el lenguaje del usuario para nombrar correctamente cada una de las secciones del menú. Evita los tecnicismos para favorecer una navegación intuitiva. Si quieres saber más, en este artículo podrás encontrar qué es la experiencia del usuario y la usabilidad web.